Cuaderno de GNUtas

Openbox sigue vivo

En estos tiempos que corren de tabletas y demás filigranas ultraplanas, parece que usar una netbook es algo del pleistoceno. Pero yo sigo encontrando muy útiles esos pequeños portátiles de recursos más bien justitos y de éxito efímero, relegados casi al olvido por los dispositivos android y los iPads de la manzana mordisqueada. Primero, porque aún son ordenadores razonablemente «de verdad»; y segundo, porque yo tengo el control, siempre y cuando instale alguna distribución de Gnu / Linux. Una de esas netbooks (me decía) me resultaría perfecta para llevarla conmigo a todas partes como una suerte de moleskine, sin más pretensiones, ya que no necesito ni de ultrabooks ni de pantallas híbridas ni otras historias. Y he aquí que, buscando por internet, pude encontrar una HP Mini 210 (11 pulgadas y 2 Gb de ram) a un precio casi irrisorio. Digo de seguna mano, pero si es que hubo una primera, ésta pasó de largo sin contemplaciones, pues el cacharrito estaba aún en su caja sin desembalar y con la batería (¡bien!) totalmente nueva.

Lo siguiente sería instalarle una distro y un entorno de escritorio. Pero, ¿cuál? Tendría que ser algo muy ligero y poco exigente de recursos, pero también eficiente y usable. En primer lugar pensé en Bspwm, pero no tiene mucho sentido usar un gestor de ventanas estilo mosaico en pantalla tan raquítica. El candidato idóneo acabó siendo, sin dudarlo dos veces, el gestor de ventanas Openbox. En cuanto a la distro, me decanté por Antergos, pues es prácticamente Archlinux puro y ofrece un Openbox ya por defecto muy bien configurado y preparado. Y es que Openbox, por sí solo, no es más que un (excelente y versátil, eso sí) gestor de ventanas. Hace falta añadirle unas cuantas aplicaciones por separado para que se parezca a un entorno de escritorio. Y, en cuanto al comportamiento y personalización del gestor de ventanas en sí, es necesario editar varios archivos de configuración. Con Antergos, simplemente me bastó con hacer algunas pequeñas modificaciones en dichos archivos y añadir o quitar ciertas aplicaciones, para dejar todo a mi gusto.

Aplicaciones al inicio

Antergos Openbox trae ya una buena colección de aplicaciones instaladas que completan muy bien un entorno de escritorio ultraligero: el dock Plank, el panel Tint2, el gestor de fondos de escritorio Nitrogen, el applet de volumen Volumeicon, el navegador de archivos Pcmanfm y algunas más, como Lxappearance (tomada prestada de Lxde), para cambiar los temas, los tipos de letra, etc. También está Conky para desplegar información de sistema, fecha y hora y decoraciones varias por el escritorio. Y el compositor liviano Compton, indispensable si se quieren usar transparencias en Plank, aunque no es estrictamente necesario. Yo añadí el gestor de energía de xfce, que no estaba instalado, así que:

sudo pacman -S xfce4-power-manager

También un indicador para la distribución de teclado activa (español, griego, etc), llamado fbxkb. Como no está en los repositorios oficiales sino en el AUR, hay que compilarlo e instalarlo desde allí. Para ello, primero instalé el helper de AUR Trizen, y luego:

trizen -S fbxkb

Y, por último, para la cosa de los ritmos circadianos y no volverse cegato con la pantalla, Redshift:

sudo pacman -S redshift

Todas las aplicaciones que queremos que cargue Openbox al inicio deben indicarse en el archivo ~/.config/openbox/autostart mediante una sintaxis muy simple: nombre del comando de la aplicación seguido del signo &. Las que no queremos que se carguen podemos o borrar el nombre de la lista o, mejor, comentarlo escribiendo antes #.

Para que el gestor de fondos de escritorio Nitrogen arranque con la última imagen de fondo aplicada, debemos escribir:

nitrogen --restore &

Como yo uso principalmente dos distribuciones de teclado (una para español y otra para escribir en griego, tanto antiguo como moderno), indico también en mi archivo de autoarranque la orden setxkbmap de forma que active la distribución española y la griega, con la variante politónica. Y que, además, se pueda cambiar de una a otra mediante el atajo de teclas ALT + Bloq. Mayúsculas:

setxkbmap 'es,gr' -variant ',polytonic' -option 'grp:alt_caps_toggle'

¿Y cómo accedemos a las aplicaciones? Mi forma favorita es mediante el teclado, con el menú Rofi (veremos más abajo cómo aplicarle un atajo de teclas):

sudo pacman -S rofi

También se puede optar por un lanzador «semántico» como el siempre útil Synapse:

sudo pacman -S synapse

Aunque hay que tener en cuenta que siempre consumirá un poco más de recursos en el indexado de archivos, contenido, etc.

Aspecto

La verdad es que soy un usuario muy conservador, y cuando encuentro una disposición de escritorio que me resulta cómoda y productiva (ese término tan de moda) la suelo repetir, en la medida de lo posible, en cada entorno de escritorio donde trabajo. Por ejemplo, hace mucho que descubrí lo siguiente:

  1. Mezclar en un único panel o dock el gestor de tareas y el lanzador de aplicaciones me resulta horriblemente confuso. O sea, no me gusta el estilo de Mac Os y su dock multitodo.
  2. A ser posible, prefiero moverme mediante el teclado a hacerlo con el ratón, así que cuento con una serie de atajos de teclas que casi siempre añado a mis escritorios, en su mayoría «copiados» de Bspwm. Es decir, con la tecla «Windows» más «algo».

Así las cosas, mi escritorio ideal ha de tener abajo (autoocultándose) una pequeña lista de aplicaciones para lanzar; y, a la izquierda, las aplicaciones abiertas. Como muestro en estas capturas de mi ordenador principal de trabajo (con Arch y KDE Plasma) y de otro portátil, esta vez con Xfce:

Plasma_Arch.png

xfce.png

Para obtener esa disposición en mi escritorio de Openbox, opté por llevar el panel Tint2 (que por defecto está arriba) a que ocupe el margen izquierdo de la pantalla. Para modificar y personalizar Tint2 podemos editar el archivo ~/.config/tint2/tint2rc, bien a mano o (mejor) mediante su configurador gráfico (con la orden tint2conf). Allí podremos cambiar todo lo relativo a aspecto, colores, transparencias, posición, tamaño, comportamiento, elementos incluidos en el panel, etc, etc. Me encanta, por cierto, la característica de Tint2 de mostrar las apliciones y ventanas abiertas distribuidas por escritorio virtual.

Personalización de Openbox

Todo lo relativo a la configuración de Openbox (comportamiento de las ventanas, atajos de teclado para lanzar aplicaciones, etc) debe editarse en el archivo ~/.config/openbox/rc.xml. Tal como viene «de fábrica» en la configuración de Antergos está muy bien. Pero yo añadí y modifiqué algunas cosillas. Por ejemplo, en la sección de atajos de teclado (keybind), los atajos Windows + w y Windows + r para lanzar, respectivamente, el visor de ventanas de rofi y su menú de aplicaciones:

<keybind key="W-w">
      <action name="Execute">
	<command>rofi -show window</command>
      </action>
</keybind>
<keybind key="W-r">
      <action name="Execute">
	<command>rofi -show run</command>
      </action>
</keybind>

Para ir directamente a los escritorios 1, 2, 3 o 4 a la manera de Bspwm:

<keybind key="W-1">
      <action name="GoToDesktop">
	<to>1</to>
      </action>
    </keybind>
    <keybind key="W-2">
      <action name="GoToDesktop">
	<to>2</to>
      </action>
    </keybind>
    <keybind key="W-3">
      <action name="GoToDesktop">
	<to>3</to>
      </action>
    </keybind>
    <keybind key="W-4">
      <action name="GoToDesktop">
	<to>4</to>
      </action>
    </keybind>

O, para mandar una ventana a alguno de esos escritorios (también a la manera de Bspwm):

<keybind key="W-Shift-1">
      <action name="SendToDesktop">
	<to>1</to>
	<wrap>no</wrap>
      </action>
    </keybind>
    <keybind key="W-Shift-2">
      <action name="SendToDesktop">
	<to>2</to>
	<wrap>no</wrap>
      </action>
    </keybind>
    <keybind key="W-Shift-3">
      <action name="SendToDesktop">
	<to>3</to>
	<wrap>no</wrap>
      </action>
    </keybind>
    <keybind key="W-Shift-4">
      <action name="SendToDesktop">
	<to>4</to>
	<wrap>no</wrap>
      </action>
    </keybind>

Por último, y ya que se trata de una netbook y hay que ahorrar espacio en su pantalla canija, edité estas líneas para hacer que todas las ventanas se abran sin barra de título y maximizadas. ¿Todas? Bueno, no todas: los diálogos y similares no:

<applications>
    <application class="*">
      <position>
	<monitor>1</monitor>
      </position>
      <focus>yes</focus>
      <maximized>yes</maximized>
      <decor>no</decor>
    </application>
    <application type="dialog">
      <maximized>no</maximized>
      <decor>yes</decor>
     </application>

Y, con esto, ya estaba el escritorio listo para usar, consumiendo en el arranque poco más de 300 Mb de ram:

openbox.png

Publicado: 17/09/2018

Última actualización: 17/09/2018


Índice general

Acerca de...

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

© Juan Manuel Macías
Creado con esmero en
GNU Emacs